8:20

Ristra de anécdotas: NI La primera visita a casa de la novia


Me he decidido a subir algunas de las muchas anécdotas que estoy leyendo últimamente por la web y que me están haciendo mucha gracia.
Queda avisado que ni me han pasado a mi, ni son invención mía. Pondré un +18 en el título de la anécdota que sea subidita de tono para que no entre ningún menor a leer sin avisar.

La primera vez que fui a cenar a la casa de una novia, el padre de ella me vaciló por todos los lados.

Recuerdo que me abrió la puerta y me dijo algo como:
- Pasa, sin vergüenza, pasa. Sin vergüenza, estás en tu casa.
(pero a mí me sonó a 'pasa, sinvergüenza, pasa, sinvergüenza')
Luego me llevó al salón y me hizo tomar por cojones y hasta la última gota un copetazo de por lo menos medio litro de coñac de una botella lujosísima. Me dejo pispao para toda la noche.
Cuando empecé a decir lo típico:
-'es un placer conocerle, gracias por invitarme y bla, bla, bla...' se me quedó mirando muy seriamente y me dijo:
- Usas la misma colonia que mi primo el maricón.

Luego me enteré que esta broma se la gastaba a todos los amigos que llevaban sus hijas a casa (eran tres hermanas) y que el coñac era uno peleón que usaba su mujer para cocinar el pollo.

Que crack el padre, menos mal que el mio no sabe de esto.

2 comentarios:

Winnie0 dijo...

Ya ele vale al padre!!! jaja Buenisima. Un beso y feliz jueves

Pablo dijo...

no quiero yo un padre asi
y tampoco quiero serlo