0:13

El Norte

Siempre me ha gustado viajar al norte, aunque aun es un gran desconocido. Queda mucho por ver.
Me relajo y desconecto, el tiempo se me hace corto. Es cómo estar en una fábula, todo rodeado de montañas verdosas y niebla, me pareciera estar dentro del bosque animado.
La conducción es más difícil, sobre todo de noche, pero también más interesante.
Es el lugar perfecto dónde me gusta escapar, pero no podría acostumbrarme a vivir allí.
Vas después de las once de la noche, a cualquier sitio y aunque sea un gran centro urbano, está todo desierto, cerrado, no hay vida. Sobre todo en Asturias, aunque a la sidra si me podría acostumbrar, prefiero estar envuelta en la multitud anónima de mi ciudad.
No dejan de ser desconocidos, pero desde el basurero al oficinista, cómo quien se sienta a tu lado en el metro, todos ellos hacen compañía.
Me gusta pasear, siempre con prisa, sin ir a ningún sitio, por dónde nadie te conoce, dónde solo eres una sombra más. Sin que el bullicio cese, sin que la vida deje de palpitar.

11 comentarios:

lenita dijo...

Ahí me has dado, soy una enamorada del norte. Asturias y Galicia, me encantan. Pero no de las grandes ciudades, sino de perderte con el coche por montes, playas perdidas, donde no haya gente, inexploradas...

Te aconsejo Irlanda. Te encantaría.

Besos malditos¡¡

Angel dijo...

Pues yo si que podría vivir en esos lugares, desconectado de todo, son maneras de ver las cosas y vivirlas. El bullicio de las grandes ciudades, como madrid y barcelona me agobia, aunque en mi caso no vivo en ninguna de ellas y es más llevadero.

el santo job dijo...

Pues yo mismo soy galleguiño, y, si te fijas, debajo de esos sitios que parecen cerrados, acércate y pide un cucno de ribeiro, verás que rápido empieza la animación.
La noche en el norte es, como la lluvia en sevilla, pura maravilla...
besotes, fotógrafa!

Silvia dijo...

Me has tocado la fibra sensible, porque soy una asturiana que lleva dos años viviendo en Madrid. Y estoy divinamente, por ahora no quiero volver, pero de vez en cuando echo mucho de menos "mi tierrina", la verdad es que tienes razón, el norte es distinto a todo lo demás. Yo un fin de semana al mes me escapo allí, para cargar las pilas.

Bss.

cruzcampero dijo...

El anonimato es de lo mas atractivo... andar con la sensación de que no se giran cuando pasass es muy agradable.
Pero el norte, ayyy que ganas tengo de conocerlo, nada mas que maravillas oigo decir de el.

yaves dijo...

lenita: tengo ganas de conocer Galicia, Irlanda tamb lo tengo pendiente

angel: son maneras de vivir, yo me encontraría sola

el santo job: a lo mejor fue eso, que no supe dónde buscar

silvia: tengo una amiga igual, ahora cuando sube a su tierra pasa frío, necesita volver de vez en cuando, pero prefiere quedarse aquí

cruzcampero: te lo recomiendo, te gustará

bessos

Chasky dijo...

Hay cosas que no valoramos lo suficiente y para mi el anonimato es algo impagable.

yaves dijo...

a mi tamb me gusta el anonimato
bessos

Polvo Eres dijo...

A mí me encantan, pero tb necesito luz y mar.
Para una temporada, vale, pero la niebla es lo que no me gusta o estoy en una fase de mi vida en la que prefiero la claridad xDDD.

Melancólico silencio capto en tus palabras últimas.

Besos Malditos ;)

yaves dijo...

eres muy perceptivo

ROSA ALONSO dijo...

Estoy enamorada de Donosti!
Siempre que podáis, una de pintxos!