22:51

El Desastre del Plátano

La otra mañana fui a desayunarme un plátano como siempre, pero mi sorpresa cuando llegué a la cocina fue que estaban todos muy maduros y así como que blandengues no me gustan.
Y se me ocurrió la genial idea ¿y si los frío igual se desecan y están hasta ricos? Me puse manos a la obra y me puse a freírlos, empecé a ver que se pegaban a la sartén. Que por cierto me costó encontrar, como se nota que no cocino.
Seguí con esperanza e ilusión, pensando que podían quedar bien.
Los empecé a sacar de la sartén y veía que algo iba mal, estaban como blandengues o mustios.
Seguí con fe aun así y los probé.
Tuve que correr rápidamente a escupirlos a la basura, tenían un sabor muy raro, demasiado dulzones y viscosos.
Estaban repugnantes.
Me vino la idea por un amigo vegetariano que el otro día me los cocinó para merendar en su casa, claro que los suyos estaban muy verdes, ingenua de mi que pensé que eso era un detalle sin importancia.
Va a ser que no soy Arguiñano y que la cocina no es lo mio.

10 comentarios:

Delkhan dijo...

Yo como bastante menos cuando cocino yo, que intento mantener la comida en el estómago (tarea difícil)

Fanático dijo...

Yo jamás he cocinado

Mara dijo...

jejeje... si yo te contara... una vez, fui a hacer una lasaña de esas congeladas que sólo tienes que poner en el microhondas... pues bien, de te ver a mi madre poner una cacharrito blanco de plástico encima de los platos cuando los va a calentar en el micro, yo copié los pasos de mi madre e hice lo mismo con la lasaña. ¡maldita la hora en la decidí emularla! y es que, si metes un cacharro de plástico en el horno a 250 grados, lo único que vas a conseguir es lasaña al plásticos, muy muy derretido y muy muy calentito...
Besos!

ROSA ALONSO dijo...

Jajajajaj, vivan las madres y su cocina!!
Yo, como ya hace añitos que me espabilo (por no morirme de hambre...) he aprendido a base de tortazos!

Pero ahora, ni Arguiñano ni leches. Yo soy la Adrià de mi casa!

Delkhan dijo...

Rosa, como el Adriá? Tu sirves postres en una minicucharilla de café?

yaves dijo...

delkhan: yo intento comer más pero como mis intentos se basen en mi pericia en la cocina voy lista, me moriré de hambre.
fanático: así te ahorras ensuciar sartenes en balde, aunq igual se te daba bien jeje
mara: eso si me suele salir bien, pero yo kito el plastico y la pongo en un plato, pero vamos que a veces se me ha ido el tiempo y ha salido toda negra
rosa: jeje me alegro, me imagino que yo algun día aprenderé como tu, si kiero comer algo decente no me quedará más remedio.
bessitos

pequeña dijo...

A mi me suele ocurrir desastres por el estilo cuando tengo la genial idea de inventar recetas, o modificarlas para darles mi puntito... este puntito suele traducirse en consistencias poco apetitosas o desastres de sabores.
Ahora parece que he aprendido, sigo al pie de la letra las recetas.
Un saludo.

Davinxi dijo...

Ais... cosas que pasan cuando uno se mete en la cocina. xD

Cosas como estas hacen que Pizza Hut o Burguer King avancen, para otra ocasión pasas de hacer comida y pides una pizza. xD

virhen dijo...

Pues hablando de plátanos un día quise comerme uno y como estaba muy blandito lo meti entre pan y ¿sabeis que? Que esta buenísimo. Lo he llamado bocátano. También me como los yogures con pan, jojo.

salu2 =)

Chasky dijo...

Pues el plátano frito con arroz a la cubana está de muerte, yo a veces me los como así como te han quedado a ti y tampoco están tan mal aunque a decir verdad yo me como cualquier cosa, y con hambre ni te cuento.