13:53

De Guiris


Mi mejor amigo está en Londres, ojala le traten bien, creo que los ingleses tienen fama de educados y lo son, pero no precisamente los que me dieron a mí la bienvenida.
Al poner los pies en tierra pensé: aquí estamos de nuevo Londres, vamos a por ti.
Salgo del aeropuerto de Luthon y justo en frente veo la parada del bus que nos llevará a Londres, la línea verde 747, vamos bien. Saco las copias que imprimimos, de las reservas del ticket del bus por Internet y subo felizmente a entregárselas al conductor, un pedazo de mastodonte con la cara roja.
Empezamos mal, me rompe un trozo de una y me dice:
-No mal, no.-O eso es lo que entendía yo que no se mucho inglés, mientras me tachaba las hojas a boli- Estás tres hojas no valen para nada, guarda este resguardo para el día que regreses.
Le digo que sí y nos sentamos en el bus. Antes de arrancar veo que se acerca oh oh.
-Déjame esos papeles otra vez.
-Vale.
Veo que se baja del autobús los rompe con saña, los tira a una papelera y arranca.
Cuando se me pasa el susto pienso: bueno, por lo menos no nos ha echado a patadas.
Bajamos del bus, creo que estamos en el centro de Londres por los planitos que hemos ido mirando. Parecemos dos gilipollas con la maleta, la mochila y un montón de mapas.
Tenemos que ir hacía Marble Arch pero no me aclaro con el mapa, se que estoy en el parque que hay en el centro, algo así como el Retiro de Madrid. Hay que preguntar, no hay más remedio, mi novio no sabe una palabra de inglés y bastante valor ha tenido al fiarse y venir conmigo.
Veo a un chico joven que se acerca andando y pienso que mejor él que ningún señor con pinta de estirado, ni ninguna ancianita que me mande a la mierda.
Cojo aire y hablo: Perdón, disculpe- El tío me mira con recelo y para mi sorpresa pasa de largo, me ignora, agito el mapa a modo de frustración, se acerca para contestarme y me indica la dirección.
Vamos rumbo hacia dónde nos ha dicho, atravesando el parque, espero que el cabrón no nos haya mandado para dónde no es. Solo quiero llegar al hotel, estoy cansada de andar y tengo hambre.
Acababa de llegar y ya quería volver a casa…afortunadamente después de comer y dejar las maletas en el hotel todo mejoró.

4 comentarios:

Eisenheim dijo...

jaja, me encantas estas anecdotasXD, ke grande lo del conductor de autobus

fauston dijo...

Es una putada que nadie te entienda nada...
Me perdí yo solo en londres y sin saber ni una palabra de ingles...
(bueno, si que sé pero como si no supiera nada)
Eso me pasó por no querer reconocer que no tenía ni idea de donde estaba...por creido y por orgulloso...
Menos mal que aun me quedaba algo de sentido de la orientacion...

yaves dijo...

Si que son graciosas las anécdotas si pero menudo miedo tenía yo, ahora me río...al principio tampoco quería reconocer que no sabía dónde estaba perp cómo mi sentido de la orientación si que no existe, no me quedó otra que preguntar.
bessos

La tita Hele dijo...

Bueno, tuviste mucho valor nena para ir hasta allí plano en mano, además lo pasaste muy bieeen!!!
-"The facturing, plis!"- XD

Genial ;P